Poems

El Hombre Que Cuidaba Pingüinos Suicidas En Las Payas Abandonadas Del Mundo

Melancólico y solo, con pingüino
​melancólico y solo en una playa
melancólica y sola. No canalla.
No cansado. No feo. No mezquino.

Melancólico sí. Por un camino
de sargazos y muerte y atarraya.
La botella feliz. Eso no falla.
La botella, la noche y un pingüino.

Melancólico y solo. Mar de pluma.
¿Dónde están tus amigos, tu familia?
Bebe un poco, sonríe, llora, fuma.

No acaricies pingüinos. Es zoofilia.
No confundas la arena con la espuma.
Agradece. Recuerda. Reconcilia.

Share this poem